ALAS BLOG

 

 

El Programa de Jóvenes de Alas está dirigida a formar a chicos y chicas de 14 a 19 años en temas de salud reproductiva y planificación familiar, con el fin de que estos puedan hacer de portavoces en su entorno.

Queremos que esta formación sea adecuada para ellos, reforzando la teoría con actividades y dinámicas entretenidas para que algunos conceptos, que pueden ser complicados de asimilar a según que edad, se comprendan y sea más fácil para ellos de transmitir. Pero no solamente se pretende ser un espacio de formación, también es un lugar dónde los jóvenes se pueden expresar libremente, explicar sus preocupaciones de manera confidencial, resolver sus dudas en un ambiente íntimo y que de esa manera se sientan más libres con su sexualidad y sus decisiones.

Es por eso que hemos querido dedicar el blog a reforzar sus herramientas de expresión y para, que a la vez, sirva de plataforma para que todo el mundo sepa la labor que estos líderes juveniles desarrollan. Estamos muy orgullosos de nuestro Programa de Jóvenes y queremos compartir ese orgullo con todos.

FIFTEEN STORIES

Olivia, de 35, nunca ha usado un método anticonceptivo. “Mi esposo no aprobaba de los métodos, y las personas de mi comunidad dicen que cosas malas les suceden a las mujeres que usan modos de planificación familiar. Dicen que si una mujer no menstrua frecuentemente, su estómago se llenara de sangre o se le irá a las pulmones, causando cáncer. Yo estaba asustada, entonces nunca tome pastillas anticonceptivas o inyecciones.”

olivia

Debido a los malentendidos causados por mitos y la falta de acceso a servicios de planificación familiar debido a barreras culturales, Olivia tiene 9 hijos. “Todos siguen vivos, pero algunos de ellos aun son muy pequeños”.

Sin embargo, recientemente una de las vecinas de Olivia le explicó a ella y a su esposo los beneficios de espaciar sus embarazos. Esto hizo que la pareja se interesara en asistir a una charla informacional sobre planificación familiar cuando llegó una clínica móvil de ALAS a su comunidad.

“He aprendido a través de ALAS que con cada parto, mi salud corre riesgos. No quiero morirme y dejar a mis hijos sin madre. Y yo sé que ya tuve demasiados hijos.” Tomando esto en cuenta, el día de la clínica móvil de ALAS, Olivia eligió ponerse el implante subdérmico Jadelle, que la protegerá de un embarazo no planeado durante cinco años.

mobile-units-flori-jadelle

La enfermera de ALAS, Flori, explica el uso del implante Jadelle duante una charla informativa de una de las clínicas móviles

“enviarlos a la escuela es caro. Si no podemos pagar los cuadernos, ellos no podrán aprender a escribir porque sus maestros no van a tener útiles extras. Nosotros nos esforzamos para dividir nuestro dinero para ayudar a nuestros niños cuanto podamos.”

Olivia tuvo la suerte de poder asistir a una clínica móvil de ALAS, aprender información correcta sobre espaciar embarazos y elegir el método anticonceptivo que ella prefiriera. Sin embargo, aún hay una gran necesidad de anticonceptivos en comunidades rurales e indígenas de Guatemala, lo cual resulta en una tasa de fertilidad altísima en el país; de las tasas más altas en Latinoamérica y el Caribe. Las clínicas móviles de ALAS van a esas comunidades a cambiar la situación y puedes ayudar! Tus donaciones nos permitirán año tras año, alcanzar más comunidades remotas y así empezar a cambiar las shockeantes estadísticas. Te necesitamos ahora más que nunca – al apoyar nuestra campaña de fin de año con una donación deducible fiscalmente antes del 31 de diciembre, ayudarás a que nuestras clínicas móviles atiendan a más de 7,000 mujeres, hombres y jóvenes en el 2017. Por favor no esperes más, ¡actúa ahora y haz que tu donación de fin de año cuente!

WINGS