Los 10 Mitos Más Comunes sobre los Anticonceptivos en Guatemala

To read this article in English, click here. 

¡Feliz Día Mundial de la Anticoncepción!  Las Educadoras de Planificación Familiar de ALAS acercan a miles de mujeres con métodos anticonceptivos cada año.

En el campo, uno de los mayores obstáculos que tienen que superar nuestras Educadoras de Planificación Familiar son los mitos generalizados y muy arraigados sobre la salud sexual y reproductiva.

Aquí, les presentamos los 10 Mitos Más Comunes sobre los Anticonceptivos en Guatemala:

Raíces de estos mitos

Lógicamente, los mitos sobre los anticonceptivos generalmente resultan de una falta de educación sobre la salud reproductiva. Lucy, Educadora de Planificación Familiar en Quiché, explica, “Muchas mujeres sólo escuchan los mitos. Pasan sus vidas enteras sin aprender la información verdadera.”  Estos mitos no sólo se encuentran en poblaciones rurales.  Brenda, Capacitadora de ALAS que trabaja con personal del gobierno y otras organizaciones explica: “En Guatemala, la salud sexual y reproductiva es un tabú. Durante nuestras capacitaciones, hemos observado que aún gente con educación secundaria o universitaria no cuentan con una clara comprensión acerca de estos temas.”

Sandra, Educadora de Planificación Familiar en Xela, cree que si se investigan las causas de muchos de los mitos sobre los anticonceptivos, se podría determinar que algunos son producto de la falta de variedad de métodos. Generalmente, en áreas urbanas y en países desarrollados, las mujeres pueden escoger entre una variedad grande de métodos anticonceptivos, incluyendo varias marcas de pastillas anticonceptivas, distintos tipos de condones, DIU´s hormonales y no-hormonales, el anillo vaginal y ligadura de trompas, entre otros. En la mayoría de comunidades rurales guatemaltecas, las mujeres tienen una selección mucho más limitada; muchas veces sólo existe un método. Como resultado, muchas mujeres que quieren planificar sus familias utilizan métodos que no cumplen con sus necesidades personales o sufren por efectos secundarios que se podría evitar con una variedad de opciones más amplia.  Aún donde las opciones existen, una falta de orientación y seguimiento médico puede significar que las mujeres sigan usando métodos que nos son ideales para ellas.

Los mitos que se relacionan con el deseo sexual aumentado de la mujer, infidelidad, o una inhabilidad de cumplir con sus responsabilidades en la casa, se puede atribuir a la cultura machista de Guatemala, la cual perpetúa el ideal de una mujer sumisa, conservadora y pura.  Ya que los anticonceptivos permiten que las mujeres tengan un mejor control sobre sus vidas, la planificación familiar se percibe como una amenaza para muchos hombres, quienes responden difundiendo mitos que disuaden a las mujeres de utilizar éstos métodos anticonceptivos.

Disipando los mitos

La Educadora de Planificación Familiar, Ester, informa sobre los distintos métodos anticonceptivos y sus posibles ventajas y efectos secundarios.

ALAS abre los canales de comunicación para combatir el tabú cultural de conversar sobre la salud sexual y reproductiva. Ofrecemos información científica sin prejuicio que es apropiada para públicos con bajos niveles  de alfabetización y para los que hablan idiomas indígenas. Combinando nuestro Programa de Planificación Familiar con nuestro Programas ALAS Jóvenes y ALAS para Hombres, damos la pauta para se hable de éstos temas en toda una comunidad, y que no sólo los manejen mujeres en edad reproductiva.

Gracias a nuestros partidarios, ALAS también está superando los mitos expandiendo las opciones anticonceptivas, asegurando que más mujeres experimenten los beneficios de planificar sus familias usando un método que cumpla mejor con sus necesidades.  Los promotores comunitarios de planificación familiar de ALAS venden una variedad de métodos a precios subvencionados, como los condones, las pastillas anticonceptivas e inyecciones hormonales. Nuestra unidad móvil, con la que contamos desde el 2012, ofrece DIU´s e implantes hormonales para diversificar más las opciones de la mujer rural. Adicionalmente, ALAS subvenciona métodos adicionales de largo plazo y permanentes, incluyendo ligaduras de trompas y vasectomías, por medio de nuestro socio, APROFAM.

Hoy, en honor al Día Mundial de la Anticoncepción, puedes ayudar a muchas mujeres guatemaltecas a aprender la verdad sobre los anticonceptivos. Si quieres ayudar a ALAS a educar a más mujeres sobre los beneficios y riegos verdaderos sobre los métodos anticonceptivos, haz tu donativo hoy por favor.